Lo nuevo en Stevia.pe
Diabetes: prediabetes, diabetes tipo 1 y 2

Diabetes: prediabetes, diabetes tipo 1 y 2

La diabetes fue descubierta anteriormente a la Era Cristiana, y esto se sabe ya que en un papiro que data del siglo XV a. C se pueden leer algunos síntomas que corresponden a dicha enfermedad. Su nombre científico actual es Diabetes Mellitus, pero cuando la descubrieron la llamaron solamente ‘’diabetes’’. Esta palabra viene del griego διαβήτης, que significa ‘’correr a través’’. Esto es debido a que uno de los síntomas es ver la eliminación del agua a través de la orina de manera excesiva, eso quiere decir que en ese tiempo notaban que ‘’el agua corría a través del cuerpo rápidamente’’. Por otro lado la palabra Mellitus fue agregada en 1675 por Thomas Willis; este noto que la orina de uno de sus pacientes diabéticos tenía un sabor como dulce por lo tanto le agrego dicha palabra, esta viene del latín mel, que significa miel.

Sin embargo esta condición es conocida simplemente como diabetes, pero de todas formas su nombre científico ayuda a entender de qué trata dicha enfermedad. La diabetes no es solamente no poder comer dulce, esta consiste en tener un alto nivel de glucosa en la sangre de manera persistente, lo cual pasa cuando el páncreas no produce la suficiente insulina.

Tal vez se pregunte qué tiene que ver la insulina con la glucosa, pero la verdad es que una necesita de la otra para así poder ejercer su función vital en el organismo. La glucosa es un tipo de azúcar que obtenemos de la comida que ingerimos día a día, esta es transformada en energía la cual es vital para que nuestros músculos y tejidos puedan trabajar normalmente. La insulina es la encargada de trasladar la glucosa de la sangre hasta los músculos y tejidos, por ello se necesitan una a la otra.

Lo que pasa en nuestro organismo cuando se padece diabetes es que básicamente al haber una deficiencia de  insulina, la glucosa de alguna manera se queda estancada en la sangre y así la energía no puede llegar a nuestros músculos, por lo tanto nuestro cuerpo se ve comprometido y no puede funcionar como corresponde.

La diabetes se puede detectar mediante varios exámenes médicos, los cuales son un examen anual de rutina y una exploración clínica, estos pueden ser de sangre o de orina, aunque también existe uno llamado prueba de tolerancia oral a la glucosa, sin embargo este solo se practica en mujeres embarazadas que se sospecha que puedan padecer de diabetes gestacional.

Por otro lado si en los exámenes el índice de glucosa sale alto, pero aun así no lo suficientemente alto como para diagnosticar con diabetes, entonces se dice que es pre-diabetes. Esta no es la condición en sí, pero aun así se tienen más posibilidades de sufrir enfermedades del corazón, derrames cerebrales y en un futuro tal vez sufrir de diabetes tipo 2, por lo tanto es esencial mantenerse a la raya de esta y tratar de cuidar la salud lo más atentamente posible.

La pre-diabetes puede ser causada por el sobrepeso y  aunque esta no presenta ningún tipo síntoma ya que como se dijo anteriormente esta no se trata de la enfermedad en sí, igualmente es recomendable ejercitarse diariamente como también mantener una buena alimentación. Cabe destacar que no todos los casos de sobrepeso llevan a la diabetes, se ha comprobado científicamente que al bajar de peso la insulina funciona mucho mejor en nuestro cuerpo, por lo tanto esto puede ayudar a prevenir y retrasar la diabetes, incluso en algunos casos a revertir la pre-diabetes, por lo tanto llevar una vida saludable es vital para evitar este tipo de problemas en la salud.

diabetes en el embarazoExisten varios tipos de diabetes, las menos comunes son la diabetes gestacional que solamente aparece en las mujeres que están embarazadas, y la diabetes inducida, la cual puede ser producida por el uso de fármacos no oficiales e incluso por el uso de drogas que afectan nuestro organismo, estas tanto pueden dañar de manera irreversible nuestros órganos.

Pero en realidad solo existen dos tipos de diabetes que pueden afectar a cualquier persona, y estas son:

La Diabetes Tipo 1 o antes llamada diabetes juvenil, esta aparece de manera brusca y esto es debido a que las células del páncreas responsables de la creación de insulina se van destruyendo rápidamente, esto lleva a la dependencia de las inyecciones de insulina debido a que si el  cuerpo no produce suficiente de esta entonces las personas pueden morir.

Este tipo de diabetes, como lo dice el nombre afecta regularmente a las personas jóvenes por lo general antes de los 35 años, y las razones por las cuales el páncreas se empieza a destruir son aún desconocidas.

En la diabetes tipo 2, sin embargo sus afectados suelen ser personas que pasan de los 40 años y es incluso mucho más frecuente que la del tipo 1, generalmente este tipo de diabetes la ha padecido al menos una persona en la familia. Esta es causada por una insuficiencia casi completa de la insulina, pero por lo general la persona no depende de las inyecciones de insulina como en la diabetes tipo 1, de hecho esta puede tratar de contrarrestar la enfermedad con una alimentación sana y un buen plan de ejercicio.

Sin embargo si el médico ve que esto no es suficiente como para mantenerse saludable entonces se puede añadir el uso de pastillas antidiabéticas o las inyecciones de insulina, incluso el uso de las dos simultáneamente si se ve que es muy grave.

sintomas de la diabetesAl contrario de la diabetes tipo 1, la del tipo 2 no presenta ningún tipo de síntomas por lo tanto esta puede pasar desapercibida por muchos años, lo cual es sumamente peligroso para la persona.

Para mantenerse atento no está de más saber cuáles son los síntomas de tan grave enfermedad así que estos son: orinar con mucha frecuencia y de manera excesiva, un hambre y sed excesivas, cansancio frecuente, pérdida de peso a pesar de comer casi de manera incontrolable, cambios de ánimo constantes, problemas con la visión, problemas al curar las cortadas o rasguños, entumecimiento en las manos y los pies, e infecciones recurrentes en la piel y las encías.

Es importante ver los síntomas ya que si la enfermedad no se trata a tiempo esta puede llevar a problemas mucho más graves como lo son la pérdida total de la vista, enfermedades renales y hasta la perdida de extremidades del cuerpo, también llamado pie diabético. Esta enfermedad puede afectar a todos, incluso sin presentar pre-diabetes o casos familiares, por lo tanto es importante mantenerse activo y saludable, y no solamente ‘’dejar de comer dulce’’.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top