Lo nuevo en Stevia.pe
Niños con sobrepeso: conoce todos los riesgos

Niños con sobrepeso: conoce todos los riesgos

Un niño que padece de sobrepeso es un tema alarmante. Muchas personas no le toman la importancia debida porque siempre se piensa que es un tema menor o en el peor de los casos, piensan que esto solo debe a un tema “estético” y que de las burlas de los compañeros de escuela no pasará. Sin embargo, lamentablemente es uno de los problemas de salud pública más graves del Siglo XXI.

Este problema suele atacar a menores que viven en países de medianos y bajos ingresos, y esto se debe a que no existe una cultura de régimen alimenticio adecuado.

La prevalencia ha aumentado a un ritmo alarmante. Se calcula que hasta el 2010 había 42 millones de niños con sobrepeso en todo el mundo, de los que cerca de 35 millones viven en países en desarrollo, según cifras de la Organización Mundial de la Salud.

Se sabe que existen muchas posibilidades que los niños obsesos sigan siéndolo en la edad adulta, y corren más riesgos de padecer enfermedades a temprana edad que los que tienen un peso promedio. Por ejemplo, estos son algunos de los riesgos que pueden complicar su salud y presentarse en edad más temprana:

Diabetes infantil

Como ya mencionamos, los malos hábitos alimenticios y la vida sedentaria en los menores es lo que principalmente causa la enfermedad entre los niños que comúnmente desarrollan la diabetes tipo 1 y decimos que es alarmante porque en los últimos 20 años las tasas de incidencia se ha multiplicado por tres.

Esta diabetes es descrita como la poca o nula capacidad del cuerpo para producir insulina, antes era conocida como “diabetes juvenil”, sin embargo, hoy se encuentra hasta en niños pequeños. Aunque por supuesto, también existen factores genéticos pero principalmente se desarrolla por contar con factores de riesgo, en este caso la obesidad.

Y es triste mostrar cifras porque sabemos que es una enfermedad que cuenta con grandes medidas de prevención.

Los síntomas que se presentan suelen ser los comunes y ya conocidos: sed excesiva, pérdida de peso, dolores de cabeza, cansancio y ganas de orinar frecuentemente, y a estos se le suman algunos problemas de comportamiento de los menores. Y es penoso, pues dentro del tratamiento se administra diariamente insulina y esto va aumentando con respecto a las fases que atraviese la enfermedad.

Enfermedades cardiovasculares en niños

Años atrás, jamás hubiéramos podido siquiera pensar en que un niño pueda presentar algún síntoma de problemas al corazón –o a los vasos sanguíneos-, pero eso sí es posible. Por supuesto que, se puede llegar a reducir la probabilidad de tener que preocuparse en el futuro por una enfermedad cardiovascular si es que se sigue un régimen alimenticio saludable y un buen control médico.

Es importante comenzar a dar el ejemplo a nuestros menores hijos y enseñarles a cuidar su cuerpo de la mejor manera:

No fumes delante de un menor. Los niños son esponjitas que contantemente están dejando en su mente recuerdos que luego pueden imitar, además, el humo que percibe como fumador pasivo es incluso más dañina que el del fumador directo.

– Evita que consuma azúcar en cantidad. Y porque sabemos que es imposible quitarle el dulce a un niño y pedirle que deje de endulzar sus alimentos, lo que podemos hacer en ese caso es reemplazar el azúcar corriente y convencional, por un edulcorante natural de Stevia, que además aporta muchísimas propiedades en beneficio de nuestra salud.

Haz ejercicios con tu hijo. Créale el hábito de realizar actividad física al aire libre: jueguen fútbol, salgan a caminar, manejen bicicleta y así, muchas otras más, tu hijo te lo agradecerá.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Scroll To Top